20070103

Sin Palabras

Esta tarde salí del cine y me dirigí a la estación de subte. Cuando llego al andén, en los televisores colgantes se proyectaba una publicidad, en la cual, gracias a la virtudes digitales un tocadiscos se convertía en un mínimo aparato i-pod, pasando por todas las formas en que fue evolucionando la tecnología, desde un grabador portátil, un walkman y el posterior discman. Al finalizar la publicidad, se leía: “La música nunca morirá”.
Inmediatamente me puse a pensar que con los teléfonos pasó algo parecido, pero hay algo que está pereciendo, y esa es la “voz”.
Desde esos grandes aparatos portátiles con valijita hasta el más sofisticado celular que saca fotos, filma y reproduce video, te suelta la música que vos quieras y dicho sea de paso, salen cada vez más caros, acudimos también a la evolución tecnológica, pero en medio de todo eso están los famosos “mensajes de texto”, porque son más baratos que llamar, porque son más concretos y unos tantos porque más…Pero sea como sea, tanta tecnología invasora nos deja, literalmente, SIN PALABRAS. Así es como el Messenger, los e-mails, los mensajes de texto y otras tantas cosas que se seguirán inventando, hacen que la gente se escuche cada vez menos la voz, o quede completamente incomunicada por los mensajes llegan tres horas después o no llegan nunca, se mire menos, y hasta talvez se encuentre menos. Y de desencuentros, sean de la índole que sean, esta ciudad laberíntica, ya tiene para contar bastante.

1 comentario:

viviana dijo...

Escribis muy lindo