20080211

Tango y Bolero

Rara melancolía se instala en algunos genes. Esta cepa es la que hace que uno nazca con cierta inclinación a la homosexualidad, o el ser homosexual aumenta el grado de melancolía humano? Es como el cuento del huevo o la gallina, no?
Sea como sea, no tengo memoria que los machos heterosexuales sean tan deprimentemente melancólicos como nosotros. Una de las razones puede llegar a ser que en el gay la parte femenina está mas desarrollada que la que puede desarrollarse en el varón paqui, esa sensibilidad tan particular que las mujeres adoran de los gays y que no encuentran en sus novios, amantes, maridos o convivientes.
Pero dejémonos de joder! A los putos nos gusta sufrir. Nos gusta dramatizar esa situación poco feliz y hacer de ella todo un culebrón en español neutro, típica del canal de las estrellas.
Está bien que muchos de nosotros hemos crecido con los dramones de Libertad Lamarque, Andrea del Boca (siempre huérfana y sufriendo hasta el ultimo momento por el galán de turno para después enterarse que ella y su enamorado eran ¡hermanos!) y otras tantas heroínas sufrientes, pero basta de emular viejas caricaturas del llanto prolongado y dejemos de actuar lo que nos aqueja.
¿Porque insistimos en escuchar esa canción que nosotros mismos impusimos que será “nuestra canción” y el otro encima jamás se enteró que tal melodía era “tan nuestra”?. Eso es muy Yankee y solo pasa en las películas.
- ¿Salís esta noche?
- No...prefiero quedarme en casa...ima...ima...imaginate si lo veo con otro...bbbuuuuaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!
Ya estuvo con otro, por eso te dejó. ¡Enterate!
Y el puto se queda en casa, tirado en la cama, con una caja de pañuelitos descartables, rollo de cocina y/o de papel higiénico, escuchando, tarareando y cantando hasta el hartazgo (de los vecinos, porque él jamás se cansará de repetirla una y otra vez) esa que él solito impuso como “nuestra canción”. Ahhh! Y además tenemos el teléfono a mano, no vaya a ser cosa que el fulano llame y hasta que lleguemos al teléfono se active el contestador, el sospeche que no estás en casa o peor aún, piense que estás con otro...que YA estás encamado con otro después de apenas 5 meses que te dejó, y no quiera hablar con la máquina y te corte justo cuando ibas a levantar el teléfono y encima tengas que agregar una duda más a tu existencia...¿Sería él? ¿Estará pensando en mi? Seguro que quiere saber si ya salí o si atiende otro...Je! eso si le daría por las pelotas...que bueno sería haber atendido con otra voz y que reviente!...buuuuaaaahhhhhhhhh no, no que no reviente que así no lo podré recuperar nunca...buaaaaahhhh.
Si no hay canción de turno, el puto siempre se las ingenia para hacerse de una. “todo me recuerda a ti”, no está mal, es la clásica. Pero sino alguna que hable de lunas brillantes en las noches oscuras, o de estrellas fugaces que hacen brillar aún mas tus ojos, o de esos sueños que teníamos juntos, o del corazón roto (entre otras cosas) que te dejó el que se fue.
Siempre hay a mano una canción que describa con exactitud como era nuestra relación con el fulano. Pero digo yo, si era tan buena como dice la canción, ¿Porque mierda nos dejó? ¿Será que esa visión tan romántica sólo cabía en nuestra imaginación o el puto enamorado vive en una realidad paralela?
Y no hace falta que nadie te deje para ponerte enormemente pelotudo y/o, o/y melancólico. Si no tenés a nadie al lado, si nadie te mira, si no tenés con quien hacer cucharita los días de lluvia, o hacer las compras en el super los domingos después de un suculento mañanero, son razones suficientes para que el puto dramatice su soledad hasta el sufrimiento más extremo, y vuelva a escuchar esas canciones que lo transportan a la última vez que estuvo enamorado, (hace 15 años), y sufre igual.
¿Seré que la cuna del tango nos hace melancólicos por naturaleza y la onda tanguera el puto la encuentra en el bolero? Porque en el tango los guapos sufrían también por el desamor o el abandono del ser amado. ¿Pero quien se puede imaginar a Julio Sosa a los gritos como David Bisbal cantando el desengaño amoroso?Entonces, digo yo, a quien se le ocurrió usar como sinónimo de puto la palabra “gay” cuya traducción original era: “feliz”, “alegre”. Ahora entiendo porque algunos diccionarios mencionan éstos vocablos como “en desuso”...El Gay no es alegre un pito!

4 comentarios:

La Vengadora de Palermo dijo...

Rehuso a que me quieran hacer sufrir. Rehuso derramar una lágrima más de la cuenta, cuando por mi no la derraman. Esto rima con remar no?? Y bueno remaré, lloraré solo lo necesario pero no me vengan con melancolías.
Aunque confieso que a veces me ha pasado.

El General Terracota dijo...

Y a quien no le ha pasado mi querida vengadora???!!! Pero desdramatizar un poco me cabe, más cuando a mi me ha pasado, no alguna vez, sino millones de veces...jejej

FOK dijo...

nunca fui demasiado dramático, mejor dicho, expresivo, cuando me pasan esas cosas,

creo que hay mucho puto que se hace el dolorido cuando en realidad se manda cagadas, cuando se ponen obsesivos, pesados, y les cortan el mambo, mucha gente se pone melodramática, sin ver qué fue lo que hicieron mal. Igual sufro bastante, no sé si es por ser de piscis o qué... pero quedarme un sábado en casa a ver si me llaman? jamás, a lo sumo me quedo en casa un sábado porque en general ando bajón, o encuentro mejores cosas... pero sí, esa canción "de uno" siempre aparece, eso es medio una mierda, pero bue, qué se yo, debe ser la veta tanguera...

y si, a todos nos pasa, en mayor o menor medida, quienes me conocen saben bien cuando estoy mal, digamos que me pasa con carpa (disimulo)

saludos, general

La Chancla Redimida dijo...

En mi país lo del tango no es tan usual ( que me encantan ) aca es mas de bolero en realidad y de tv novelas por cierto. Si el ser gay puede ser, pero tengo algunas amigas (os) por alla y acá que sin ser homosexuales también caen en lo de la rolita (canción) y en lo de dramatizar la soledad y añorar esos años en que también fueron amados aunque les ponian los cuernos a cada instante. Sobre todo el punto ese de enganchars con cuanta sonrisa uno recibe como si eso prometiera el amor eterno.
Esto mas bien es de género humano creo.

Saludos