20080107

2008

Me ausente unos cuantos meses. Anduve buceando por ahí…Si! Por ahí adentro, en lugares a los que uno muchas veces escapa. A veces me hice el pelotudo (big balls!) y mire hacia el costado, ahora trato de mirar/me un poco mas de frente, con el temor, o la ansiedad lógica de cada situación, pero al menos no solo miro, sino que veo y siento. Sentir era algo que me tenia vedado, por decisión propia, por circunstancias dadas y aunque a veces la armadura es impenetrable, todavía hay personas que pueden atravesarla. En ese estado primitivo en el que a veces te pone el sentimiento, viajé; el traspié, la desilusión o las ganas de reforzar la armadura se hacen presentes, pero quien aprendió a caminar de golpe…sin golpes, ni moretones?
Hace poco usé la palabra despojo. Me gustó usarla, me está gustando aprender a practicarla.
El torbellino (avalancha) de sensaciones que se me anclaron en el medio del pecho en el comienzo del año fueron tantas que es difícil ponerlas en palabras. Pasado y presente juntos convergiendo en un futuro incierto, temido, querido, pero que sería como tomarlo prestado de una quimera. Un beso que no hurté porque hubiera sido un robo. Una caricia que no me dejaron contemplar, un pensamiento que no supe donde volaba, y talvez nunca lo sepa. Durante el silencio prematuro, mil preguntas, millón de respuestas…adivinanzas.
Lo realmente rescatable de toda esta experiencia es que he vuelto a vivir algo que hace mucho no vivia: SENTIR!

1 comentario:

Lorena- dijo...

Solo algunas palabras para decirte que lo que escribiste, me deja sin palabras..